“No quiero ver los vídeos de tu móvil, quiero hablar contigo, si no, habría quedado con tu móvil”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Seguro que os ha pasado. Todos tenemos un amigo que, en lugar de compartir una charla, se dedica a enseñar los vídeos graciosos (algunos lo son y otros no) que ha ido almacenando en su móvil. Quedas con él y es como si hubieras quedado con su móvil. Se ha dejado anular por el telefonillo. Es difícil, pero tenemos que decírselo: “No quiero ver los vídeos graciosos que tienes en tu móvil. Quiero escucharte a ti. si no, habría quedado con tú móvil”. Hablemos, por favor. Si salimos a tomar una cervecita o lo que sea, hablemos. Y si hace falta nos abrazamos, que no pasa nada. Vamos a reírnos de nuestras cosas y el móvil para las emergencias. No seamos gilipollas, con perdón.

Deja un comentario