Cometo un delito y lo grabo, ya ni los delincuentes son lo que eran

Buenas, soy Emilio Calatayud. Habitualmente lanzo advertencias sobre el uso de los móviles, pero eso no impide que reconozca sus ventajas. Es lo de siempre: uso sí, abuso, no. En algunas cosas, las nuevas tecnologías nos ha hecho la vida más fácil. Eso hay que reconocerlo. Por ejemplo, ahí está la inexplicable moda de infringir la ley y contárselo a todo el mundo. Cometo un delito, lo grabo y del tirón lo subo a Internet. Lo hacen los menores, pero también los adultos. Ya ni los delincuentes ni los chorizos son lo que eran.

Deja un comentario