No todo son enfermedades o trastornos, también hay niños malos o vagos

Buenas, soy Emilio Calatayud. Estos últimos días estamos alertando aquí en el blog -y lo seguiremos haciendo- sobre el drama de los trastornos y las enfermedades mentales entre los jóvenes, que es un problema muy serio. Que conste, como es obvio, que no soy especialista en la materia. Yo soy juez y no psicólogo o psiquiatra, pero llevo un montón de años juzgando a menores y he visto de todo. Hablo en nombre de esa experiencia. Y esa experiencia también me dice que no todo son enfermedades mentales o trastornos de conducta que se puedan superar con pastillas o terapia. También hay chavales que son malos o vagos. Conozco a muchos. Es más, como ya sabréis muchos de vosotros, yo no fui de niño un buen estudiante. Era tímido para los estudios y bastante trasto. Y tengo amigos, que por cierto ahora trabajan en la rehabilitación de menores infractores, que eran tan malos de pequeños que ni siquiera sus hermanos querían jugar con ellos. No podemos medicalizar todo, como tampoco podemos judicializar todo. Sentido común y término medio.

Deja un comentario