El oficio de político: cuanto peor, mejor

Buenas y heladas noches, soy Emilio Calatayud y Granada está cubierta por la nieve, así que no me ha quedado otra que quedarme en casa. Total, que me he puesto a pensar y he caído en la cuenta de que al político que lo hace mal, es decir, el que pierde unas elecciones, suelen darle un cargo y un suelo mejor que el que tenía. Yo creo que es de los pocos oficios, quizá el único, en el que ocurre algo así.

Deja un comentario