Luchar contra la pobreza como asignatura

Buenas, soy Emilio Calatayud. Leo que los estudiantes catalanes de tercero y cuarto de ESO van a tener que realizar trabajos en beneficio de la comunidad como parte de su formación. Es decir, que luchar contra el hambre y ayudar al banco de alimentos, por poner un ejemplo, será como una asignatura más. Me parece bien. Me consta que ya hay universidades privadas que exigen a sus alumnos que colaboren con la comunidad para que aprueben la carrera, y está bien que esa idea comience a implantarse también en lo público. Los jueces de Menores recurrimos mucho a los trabajos en beneficio de la comunidad a la hora de condenar. Aquí en Granada hay chavales que, por sentencia, están sirviendo comida en comedores sociales o ayudando a las personas que se han quedado impedidas tras sufrir un accidente de tráfico. Y funciona. Los chavales que hacen esas tareas muy raramente vuelven a delinquir. 

De todas formas, insisto en que lo mejor sería recuperar un mini servicio militar obligatorio de tres meses para todos… 

3 Comentarios

  1. yo no quiero que vuelva la mili obligatoria, ni aunque durase 3 meses, ni aunque dicha mili se disfrazase de mini-mili.

    Señor Calatayud, si no te gustó el que tú mismo hicieses la mili, no desees para los demás lo que no te gustaría que te deseasen para ti.

Deja un comentario