Un reportaje televisivo inédito sobre don Emilio

Bueno, aquí os dejamos un emocionante reportaje del periodista Luis Álvarez Aparicio sobre don Emilio. Merece la pena verlo con sosiego y en familia, incluso. De verdad. El propio Luis explica cómo surgió la idea y el contenido.

Luis Álvarez Aparicio: “En 2007, trabajando para el programa LINEA 900 de La 2 de TVE, les propuse a mis jefes y buenos compañeros de entonces ( Jaume Codina Roig, director; Rafael Robledo Margalef, realizador y Alejandro Amillano, productor) un reportaje sobre el peculiar juez de menores de Granada, Emilio Calatayud ( Página oficial del Juez de Menores Emilio Calatayud). Aceptaron la propuesta sin mayores miramientos. De eso se de…ben acordar bien Jeronimo Fernandez Reyes y María Benítez.Trabé entonces una gran amistad con el magistrado Calatayud que dura hasta hoy.
En 2010, le propuse rodar un programa piloto para TV que se iba a llamar SILUETAS, una aproximación íntima a su trabajo y a su vida. Aceptó encantado a pesar de estar atravesando uno de los peores momentos de su vida: el cáncer de su mujer, Azucena Ortega. Después de 4 años de gira por los despachos de algunas televisiones he decidido que el programa deje de dormir el sueño de los justos y hacerlo coincidir con la aparición de su último libro, “Buenas, soy Emilio Calatayud y voy a hablarles de…” . Don Emilio no ha querido eliminar la secuencia final en la que Azucena habla sin tapujos de su lucha contra el cáncer, cosa que le agradezco y que le engrandece aún más. Por eso, vaya en su recuerdo este trabajo televisivo apresurado pero sincero”.

 

 

3 Comentarios

  1. He tenido el honor de trabajar con D.Emilio soy Paco López y todo lo que se diga de el es poco Animo D. Emilio siga u así,no se si se acordará de mi pero yo le admiro muchisimo. un saludo

  2. Se acuerda ud cuando nos llevó a las Lagunas de Ruidera donde ud cuando se retire quiere ser Juez de paz, jamás lo olvidaré. un saludo afectuoso

  3. Una de las peculiaridades de D. Emilio es estar dotado de sentido común, ese, que debería ser el más común de los sentidos y que no lo es.

    A pocos interesa reformar esta putrefacta sociedad, la prueba es que D. Emilio no tiene la repercusión mediática nacional que tan necesaria sería para aprender “sentido común”, limitándola casi esclusivamente a Granada. Una pena.

Deja un comentario