No era Justin Bieber, era un depredador

La moraleja que se desprende de esta noticia es simple: A menudo en Internet las cosas no son lo que parecen -en la vida real también ocurre, claro-. Hay que andarse con ojo. La noticia es de la agencia Efe. “Un británico ha sido condoenado a catorce años de prisión por hacerse pasar por el ídolo adolescente Justin Bieber y persuadir a menores por Iternet de que le enviaran imágenes y vídeos realizando actos sexuales.

Según informan medios británicos, Robert Hunter, de 35 años, fue detenido después de que una joven de Tasmania (Australia) denunciara los hechos y se encontraran hasta 800 vídeos de menores que el británico guardaba en su casa en Brough Court, este de Inglaterra”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.