Matar por “aburrimiento”

La Policía de Oklahoma (Estados Unidos) ha detenido y acusado de asesinato a tres menores de entre 15 y 17 años por haber matado a tiros a un joven deportista al que no conocían de nada. Según la Policía, cometieron el crimen porque estaban aburridos y “querían ver morir a alguien”. Según la agencia Colpisa, la víctima era un prometedor atleta de 22 años y recibió varios disparos por la espalda cuando hacían ‘jogging’.

La conclusión de esta historia también es trágica: los tres menores pueden ser condenados a muerte. En determinados Estados de EE UU se aplica la pena capital incluso a los niños y adolescentes, y a los discapacitados.

Todo muy triste.