Los niños españoles no quieren ser políticos, lo que demuestra que son niños, pero no tontos

Buenas, soy Emilio Calatayud. Según una encuesta, los niños españoles no quieren ser políticos, lo que demuestra que son niños, pero no tontos. Escuchan todos los días que hay políticos corruptos, que hay corrupción en la política y no quieren tener nada que ver con eso. Esa es la buena noticia: tenemos unos niños ‘sanos’ desde un punto de vista ético. Pero es que, además, la mayoría quieren ser policías, profesores… es decir, ayudar a los demás. Y eso es para estar satisfechos. Los políticos, por su parte, tendrían que hacérselo mirar.

Por cierto, el oficio de juez no aparece entre los preferidos por los chavales. No supone ninguna decepción porque la Justicia tiene mala imagen. Así que no es extraño que los niños tampoco quieran ser jueces.

La información en http://www.ideal.es/granada/rc/20130807/sociedad/ninos-politicos-201308071037.html

 

2 Comentarios

  1. Estimado SR. Calatayud.
    Me parece que la opinión expresada por usted, es de una persona un tanto simple y que no ha pensado un solo segundo lo que ha escrito.
    Mi hijo que tiene 16 años es muy buen estudiante, muy buena persona y del que me enorgullece ser su padre… quiere dedicarse política.. y no es tonto, sabe perfectamente que en la clase política hay políticos que se dedican a ello por vocación y que creen en lo que hacen y no son corruptos, lo mismo que en cualquier otra profesión…. hay policias buenos y malos, jueces buenos y malos abogados buenos y malos ………
    y el lo referente a los jueces…. hay alguien que les haya explicado que significa impartir justicia ???…. tal vez si alguien se lo explicara también tendrian otra visión sobre los jueces.
    Por favor piense un poco antes de escribir sus opiniones

  2. De acuerdo, D. Emilio, las mentiras que no sean humanitarias deben ser punibles, pero las de los politicos en los Parlamentos, delitos, con ceses inmediatos, asicomo las de los partidos en sus programas deben ser analizadas judicialmente por si las promesas en procesos electorales eran formas de embaucar a los electores.-

Deja un comentario