En los temas importantes, Alemania nos pide ayuda: saquemos pecho

La noticia es de la agencia Efe: “Alemania ha solicitado a España su colaboración para reorganizar su sistema de donación y trasplantes y mejorar sus indicadores y su transparencia, tras el escándalo por la manipulación de las listas de espera destapado por la prensa alemana”. El escándalo, y esto ya es nuestro y no de la agencia de noticias, consistió en que hubo pacientes adinerados que sobornaron a los médicos para tener un órgano antes que otros enfermos que se encontraban en peor situación, pero eran más pobres, claro. El sistema de trasplantes en Alemania está prácticamente privatizado y hay cosas, coincidiremos todos en ello, que no se pueden ni deben privatizar porque luego pasa lo que pasa.

En cambio, España y su organización pública de transplantes son un ejemplo para todo el mundo. El Gobierno alemán -no hay que generalizar y culpar al pueblo alemán- , que tantas lecciones da en cosas casi siempre relacionadas con el vil metal, recurre a España para lo verdaderamente importante, para salvar vidas. A unos les preocupa el estado de los bancos y a nosotros, el de las personas. Saquemos pecho.

3 Comentarios

  1. Hola, en nuestro país esta es una práctica habitual;
    Te vas a la consulta privada del médico de la SS, que tiene un puesto de decisión, le pagas entre 100 y 300 euros por consulta y te adelantan puestos en las listas de espera así como te consiguen el acceso a tratamientos carísimos pagados por la seguridad social.
    (ejemplo:hormona de crecimiento)
    Desgraciadamente estas prácticas corruptas forman parte de la normalidad.
    En Alemania, por el contrario, estos temas salen en la prensa, se organizan debates,y la fiscalía hace su trabajo.
    Pocos días después de que apareciesen estas informaciones, que por cierto son bastante antiguas, los médicos implicados estaban en la cárcel.
    En mi opinión estos problemas tienen poco que ver con sistemas sanitarios públicos o privados.
    Se trata de ética profesional, una sociedad sensible a la corrupción y un sistema jurídico rápido y eficiente.

Deja un comentario