Los argumentarios de los partidos, ¡qué aburrimiento!

Cada vez que pasa algo, hay un señor -o varios- en los partidos que escriben lo que deben decir sobre ese ‘algo’ todos los miembros del partido. Un ejemplo: la reforma laboral y los 6.200.000 parados. Argumentario del PP: si no hubiese sido por la reforma laboral, habría todavía más parados. Esa afirmación es imposible de comprobar. Puede que sí o puede que no. Pero todos los militantes, desde el concejal de un pueblecito perdido hasta el ministro de Hacienda, la repiten todo el rato. Al PSOE le pasa lo mismo. Los ERE: son cuatro chorizos que se han aprovechado de la buena voluntad de la Junta.

El PP y Bárcenas, tres cuartos de lo mismo. Pero es que los minoritarios, IU y UPyD, también comienzan ya a hacer ‘argumentarios’. Hasta el 15-M y otros movimientos teóricamente menos dados a la disciplina elaboran ‘argumentarios’. ¡Qué aburrimiento! Los periodistas ni siquiera tenemos que molestarnos en dar al ‘rec’ de la grabadora: el tipo va a decir lo que alguien, generalmente en Madrid, redactó en un papelito a principios de semana. Es de obligado cumplimiento.

Se habla mucho de primarias, de listas abiertas, etc. Pero la primera gran reforma que deben acometer los partidos, todos -también los grupos y asociaciones… -, es suprimir los ‘argumentarios’: que la gente, milite aquí o allá, hable con libertad y diga lo que piensa de lo que sea. Se oirán bobadas, pero es normal. Ahora también se escuchan, pero con la agravante de que son siempre las mismas. ¡Un rollo!

 

8 Comentarios

  1. me encanta lo que as escrito.hay muchos chorizos.veremos como terminara el tema de ORIZONIA es el( PAN ) de mi hijo

  2. Sí , Carlos , todo es un rollo . Los representantes de los partidos políticos repiten y repiten sus idearios , discuten y discuten entre ellos por el poder y no son capaces de llegar a un pacto de Estado que nos haga salir de esta odiada crisis . Como siempre , no hay nada nuevo bajo el sol .

  3. Estamos cansados, aburridos, hartos … de esta realidad. Tal vez empezamos a despertar, a ser conscientes de que este país no es el que queremos. Y cada vez, somos más las personas que nos levantamos ante tanta injusticia

  4. Como lo del hotel del algarrobico. En la provincia casi todos quieren que se abra, pero como los ecologistas dominan los medios de comunicación en realidad parece que no. Y como los partidos no se han preocupado de ver lo que quiere el pueblo y solo leen la prensa, han condenado al hotel por que creen que eso les da más votos que crear puestos de trabajo (vamos sobraos), y a la seguridad juridica de las inversiones que le den morcillas (también sobraos).

  5. Señor Morán: Permítame, por favor, que también incorpore al argumentario de usted, el perjuicio que nos causan los “palmeros ideológicos”, que desde cualquier tribuna, ven las cosas en blanco y negro y aprovechan cualquier circunstancia para ver la viga en el ojo ajeno y la paja en el propio, despreciando con visceralidad, lo que dice el “enemigo” e incapaces de reconocer nada bueno en lo que hacen los otros. Allá cada uno con sus obediencias, pero a los ciudadanos -y sobre todo a los lectores-, nos tocan las narices las postdatas con carga política, siempre en la misma dirección, cuando los ciudadanos tenemos un concepto regular de TODOS los políticos. Es lo único que nos falta encizañar el ambiente y luego preguntarse ¿Qué pasó?. Sobre todo, cuando, -creo yo-, que estamos en manos de Europa y nos debemos a una larga lista de compromisos internacionales de los que nos resulta imposible salir. Por ejemplo, el plan económico actual tiene su origen en Zapatero, ya que no hay otro. O eso o el tercermundismo.

    Vaya usted con Dios….

  6. Mientras nuestros granujas tan solo se les ocurre hablar con los ojos y algo con la cabeza. Digo de moverla. No confundir. Nuestra ilustrada juventud se conforma con no para de teclear sobre una pantalla de plástico.

  7. Pues digo yo que puede ser que último concejal del último pueblo se pregunte qué opina el partido en el que milita sobre algún tema, no? Y lo mismo un afiliado, o simpatizante, que milita en un partido y quiere saber qué es lo que piensa su partido sobre aquel tema….Lo de hablar con libertad y opinar lo que sea me parece muy bien en los órganos internos de un partido, pero lo que éste, como partido, tiene que comunicar, tiene que ser lo mismo sobre cualquier tema desde el último pueblo hasta la primera gran ciudad. O acaso los periódicos no tienen línea editorial? Esto es como lo del telediario: “así son las cosas y así se las hemos contado” No se puede cambiar porque están así bien.

  8. Llevas razón pero, en todo caso, es la tarea de un buen periodista sacar al entrevistado del argumentario. O sea, que prefiero ver (u oir) una entrevista de Ana Pastor a otra de Manolo H.H. ¿ Me entiendes?

Deja un comentario