Los padres podrán corregir razonable y moderadamente a los hijos

Buenas, soy Emilio Calatayud. Como ya os contó Carlos, esta pasada semana, los jueces de Menores de toda España nos hemos reunido en Valladolid convocados por el Consejo General del Poder Judicial y hemos hablado de asuntos muy interesantes. Yo, en concreto, ofrecí una ponencia en la que defendía la necesidad de que el artículo 154 del Código Civil, que habla de los derechos y deberes de los menores y de los padres, vuelva a recoger la idea de que los padres puedan  “también corregir razonable y moderadamente a los hijos”, que fue una frase que se suprimió en tiempos del anterior Gobierno. Sé que es una cuestión polémica y que hay personas que no están de acuerdo con la recuperación de esas palabras porque creen que pueden amparar el maltrato a los menores. Yo no lo creo, y parece que mis compañeros tampoco, porque la propuesta fue aprobada por mayoría casi absoluta: solo un juez de Menores votó en contra. Bueno, aquí dejo para el debate los articulos del Código Civil que detallan los derechos y deberes de padres e hijos. La frase que se suprimió del 154 está entre paréntesis en el lugar que ocupaba antes. Por cierto, el artículo 155, que también os dejo aquí, dice que los hijos deben respetar siempre a sus padres y que tienen que “contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella”. Lo digo porque parece que ha interesado que no se conociera este artículo.

 

Artículo 154

Los hijos no emancipados están bajo la potestad de los padres.
La patria potestad se ejercerá siempre en beneficio de los hijos, de acuerdo con su personalidad, y con respeto a su integridad física y psicológica.
Esta potestad comprende los siguientes deberes y facultades:
Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral.
Representarlos y administrar sus bienes.
Si los hijos tuvieren suficiente juicio deberán ser oídos siempre antes de adoptar decisiones que les afecten.
Los padres podrán, en el ejercicio de su potestad, recabar el auxilio de la autoridad. Y aquí iba la frase suprimida: (Podrán también corregir razonable y moderadamente a los hijos).

Artículo 155.
Los hijos deben:
Obedecer a sus padres mientras permanezcan bajo su potestad y respetarles siempre.
Contribuir equitativamente, según sus posibilidades, al levantamiento de las cargas de la familia mientras convivan con ella.

4 Comentarios

  1. Claro está que en estas condiciones no conseguirèmos que nuestros hijos nos respeten ” Moderada y razonablemente”.
    Entiendo que no se deben vulnerar los derechos de los menores porque, cierto es, muchos menores están desamparados, muchos maltratados y ultrajados… En estos casos debe aplicarse la severidad de la ley contra quienes abusan de su poder. Bien, pero voy a defender el derecho de los padres a poder ejercer como tales, lo cual es dificil pues reprender moderadamente a los hijos hoy es igual a arriesgarte a que un hijo te denuncie por malos tratos y si es mayor de edad y está en casa, es igual a: Hago lo que quiero, soy mayor de edad y un largo etc. Eso sí, mientras los hijos están en casa hay que mantenerlos y cuidarlos y callarte, y vestirlos aunque no estudien ni trabajen… La ley del menor ha desautorizado a los padres y atemorizado pues lo de reprender moderadamente ya es un motivo suficiente para que un hijo te denuncie por malos tratos y no puedas hacer nada para defenderte ¡¡Sé de qué estoy hablando … O sea que no van a mejorar las cosas por arreglar el tan famoso artículo.

  2. Si el legislador a veces no creara problemas de la nada, luego no tendría que resolverlos. Por sentido común, espero vuelva a recuperarse ese inciso.

  3. Yo creo que como medida de presión se podría hacer una especie de huelga de celo y, en aplicación de la legislación vigente, llamar a la policía (recabando el auxilio de la autoridad, como dice el último párrafo del artículo 154) cada vez que el niño no quiera hacer los deberes o no se quiera ir a la cama a tiempo.

  4. En mi humilde opinión no creo que sea solamente la ley del menor la nos haya desautorizado como padres. También hemos colaborado en gran medida nosotros mismos con nuestras actitudes (sé que no se puede generalizar, pero por porcentaje…).

    ¿¿Te imaginas Fuego Negro?? ¡¡Qué ilusión!! Si cuando viéramos que se aproxima una discusión porque no quieran hacer lo que les toque en ese momento pudiéramos llamar a la policía y que fueran ellos los que tuvieran que aguantarles… Dónde hay que firmar?? jjajaja

Deja un comentario