El peligro de las sectas

Todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia. Aquí no prejuzgamos nada. Dicho esto, durante estos días en IDEAL e www.ideal.es estamos informando de la existencia en Granada de una supuesta secta que, también presuntamente, tendría esclavizadas a una veintena de jóvenes (la mayoría universitarias y con buena posición económica y profesional). Sus familias han dado el paso de denunciar lo que está ocurriendo y, lo más probable, es que se abra una investigación para tratar de determinar qué hay de cierto en todo ese asunto. Al margen de eso, no deja de sorprender que personas formadas e inteligentes caigan en las redes de unos vulgares mercachifles espirituales.
Aquí os dejo una de las informaciones que hemos publicado en el periódico.
“«Se han rapado la cabeza y están anoréxicas y desastradas. Están irreconocibles». Los familiares de varias de las aproximadamente 20 jóvenes discípulas del supuesto gurú Antonio Javier Ruiz Plazas, un granadino que se presenta como profundo conocedor de distintas disciplinas orientales, se han propuesto recuperar a las jóvenes. Algunas de ellas llevan más de un lustro conviviendo con el ‘maestro’ en el ‘monasterio’ del Zaidín, en realidad, un discreto chalé situado en el populoso barrio de la capital granadina. Así que la tarea no va a ser fácil.
Además, las ‘seguidoras’ de Ruiz Plazas -porque son prácticamente todas mujeres- son mayores de edad y aseguran que están con él por su propia voluntad. Nadie las ha obligado a nada, insisten una y otra vez. Son felices así, afirman.
Incluso hay casos en los que han acabado renegando de sus familias precisamente porque les rogaron que se alejasen del presunto gurú. «¡No quiero verte ni escucharte más!», gritó una de las supuestas adeptas a sus padres después de que éstos le exigieran por enésima vez que regresara a la normalidad.
A fin de cuentas, se justifican los defensores de Ruiz Plazas, lo suyo es una religión y, como cualquier otro credo, tiene una serie de servidumbres que los no creyentes pueden no comprender. En este sentido, recuerdan que las monjas de clausura católicas entregan todas sus pertenencias a la orden y hacen una serie de votos que implican severas renuncias, y todo ello es asumido con normalidad por la sociedad. Ellos reivindican el mismo trato.
Las familias afectadas no quieren entrar en comparaciones. Lo único que saben es que sus hijas decidieron un día apuntarse a un inocente curso de yoga -una actividad que en principio nadie vería como nociva, si no todo lo contrario- y han acabado convertidas en meras sombras de lo que fueron. No tiene por qué ser un proceso rápido. Puede prolongarse a lo largo de varios años. Según los testimonios de los allegados de las presuntas víctimas de Ruiz Plazas, las jóvenes se someten a una rigurosa dieta vegetariana, lo que hace que pierdan peso de una forma alarmante. Mujeres que entraron con cincuenta kilos están ahora mismo en menos de cuarenta… y bajando”.

6 Comentarios

  1. Buenas tardes

    Como bien dices la noticia publicada versa sobre una SUPUESTA secta. No obstante a lo largo de la información publicada te vuelcas en la facilidad de la opinión y creo apreciar que no has contrastado ninguno de los datos de los que comunicas. Es esto rigor periodístico?

  2. Creo en toda regla que se trata de una secta y están haciendo su trabajo de captar adeptas muy bien.
    Siempre suelen fijarse en personas inseguras (aunque no lo aparentan), mejor que mejor si no tienen pareja (ellos ya se encargan de lavarles el cerebro y de decirles que su novio o marido es un cerdo), normalmente les recomiendan lecturas de libros del estilo:
    Como pasar de tu familia, donde ponen frases como:

    La familia no la eliges tu, si no que te viene impuesta….

    Lo de la dieta vegetariana está más que estudiado para conducirlas de manera inteligente a la anorexia y a la autodestrucción.

    Es una pena.

  3. NO DUDO DE QUE HAY BUENA GENTA EN ESTA ORGANIZACION,AL IGUAL QUE NO DUDO DE LA PREPOTENCIA,ARROGANCIA Y FALSA HUMILDAD QUE CARACTERIZA A ANTONIO JAVIER RUIZ PLAZAS,ES EL TIPICO LISTO QUE SE APROVECHA DE MUJERES JOVENES QUE LO TIENEN IDEALIZADO,ES UN HOMBRE CON CONOCIMIENTO PLENO DE LO QUE HACE,PURA CONCIENCIA EN CADA MOVIMIENTO QUE EJECUTA,TOTALMENTE RESPONSABLE DE SUS ACTOS,LO NEGATIVO DE ESTE ASUNTO ES QUE NO SE VA A PODER DEMOSTRAR NADA PUES TODO LO TIENE BAJO CONTROL,ELLAS SON MAYORES DE EDAD Y ACEPTARON TODAS SUS MANIIPULACIONES,EL ESPERARA A QUE PASE LA TORMENTA Y SEGUIRA CON EL MISMO ABUSO,ASI ES LA VIDA.

  4. UNA CUESTION QUE HAY QUE PLANTEAR EN ESTE DEBATE,ES EL PORQUE NO SE APLICA EL ARICULO 515.3 DE NUESTRO CODIGO PENAL…..EN LO REFERENTE A GRUPOS QUE MANIPULAN Y ALTERAN LA PERSONALIDAD DE LOS INDIVIDUOS.
    SIEMPRE SALE A RELUCIR,Y COMO SON MALLORES DE EDAD¿?.
    ESO NO EXIME A LAS INSTITUCIONES DE PROMOVER POLITICAS PREVENTIVAS CONTRA LOS TOTALITARISMOS Y ABUSOS PSICOLOGICOS.

    PREGUNTO ,ESTO QUE LO DIFERENCIA DE LOS COMPORTAMIENTOS Y ACTITUDES,DE VIOLENCIA PSICOLOGICA Y MALTRATOS HACIA LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS,CUANDO SE DAN EN LOS CENTROS ESCOLARES,EN EL MUNDO LABORAL,INTRAFAMILIAR,ETC…TENEMOS PARA ELLO NORMAS Y LEYES ESPECIFICAS,…..Y PARA LO QUE EMANA DE GRUPOS CON DERIVAS SECTARIAS ¡’QUE PASA PUES¿?

    JUANTXO DOMINGUEZ
    PRESIDENTE DE REDUNE
    RED DE PREVENCION SECTARIA
    http://www.redune.org

  5. HELLO!

    Pues.. si no se aplica el 515.3 del CP (que yo sepa no está derogado), ¿Qué aplican para estos casos? No lo entiendo.
    Opino lo mismo que Juantxo Dominguez, ¿Qué pasa pues?????

    http://www.redune.org/ El enlace es muy interesante.

  6. Tambien es mayor de edad la mujer maltratada durante años y sin embargo se la debe proteger desde las instituciones.
    Quiza debieramos llamar la atencion sobre la legislación europea al respecto.
    Además de la manipulación psicológica con tecnicas de persuasiós coercitiva, se da la explotación laboral, el trato degradante, lesiones contra la salud mental ( arts.311, 173, 147, etc del codigo penal ).
    La libertad religiosa resulta paradójicamente novica cuando determinados grupos ( sectas destructivas) por falta de un minimo control estatal de sus actividades, actúan limitando los derechos constitucionalmente inalienables de sus adeptos.

Deja un comentario